Alcanzando la juventud homosexual

Articles
FAQs
Other Languages
Real People
Resources
On-line Videos

Alcanzando la juventud homosexual

El número de jóvenes hoy en día abrazando la identidad homosexual es alarmante. A los 19 años estaba totalmente inmerso en mi propia lucha con la homosexualidad. Estaba desesperado por atención, afirmación y afecto por el mismo sexo, y lentamente encontré el homosexualismo como la única alternativa para mí. Era tentador creer en la filosofía de este mundo: uno nace homosexual y no puede cambiar. La desesperanza en ese mensaje es algo terrible con lo cual vivir. Sin embargo, también sé lo que es tener cristianos preocupados por mí, que me buscaron y me ayudaron a reconciliarme con quien realmente era yo. Como adolescente herido y confundido, fui remitido a un ministerio cristiano para homosexuales en California. Fue allí donde volví a entregar mi vida a Cristo y comencé mi discipulado, encontrando respuestas piadosas a preguntas que había estado formulando a la comunidad gay. Después de un tiempo de estar aprendiendo y de conocer mejor a Dios, comencé a sentir la necesidad de devolver y comenzar a alcanzar la juventud gay de la misma forma que yo fui alcanzado. Creo firmemente que esta juventud puede ser redimida y que por medio de la Gracia de Dios usted y yo podemos asociarnos con Dios par ayudar a que esto suceda.

Durante la adolescencia la mayoría de las personas determina los principios morales y la identidad personal que abrazarán por el resto de sus vidas. Este proceso a menudo comienza con mucha confusión y muchos desafíos, antes que cualquier rastro de claridad aparezca. Esto es muy cierto para la juventud que está decidiendo sobre su identidad sexual. El Hospital y las Clínicas de la Universidad de Minnesota estudiaron 35.000 estudiantes en los colegios de secundaría de Minnesota. Una de las cosas reportadas en el estudio fue que el 25.9% de los niños de 12 años se sentían “inseguros” acerca de su orientación sexual. Pero esta cifra declinó a un 5% a la edad de 17 años. La información de este estudio indica que la incertidumbre sobre la orientación sexual es una parte normal del crecer y que es generalmente reemplazada con claridad durante el proceso de madurez. Esta información también indica que las influencias sociales tienen que ver con la sexualidad. La juventud de hoy en día vive una cultura saturada de sexo. El mundo secular los bombardea todos los días por medio de la televisión, el cine, las revistas y la música. Trágicamente, la información incorrecta y la explotación, combinadas con la incertidumbre natural del proceso de crecer, influencian a la juventud a abrazar la identidad gay. Estas falacias y verdades a medias originan en los colegios, la publicidad y la propaganda de las organizaciones gay para que los adolescentes se conviertan en el blanco.

Las necesidades legítimas de los adolescentes de sentirse especiales y aceptados, al lado de una historia de abuso y rechazo de personas del mismo sexo son los ingredientes que hacen que la homosexualidad sea deseable. Esta juventud sedienta de atención, encuentra romances del mismo sexo de alguna manera satisfactorio. Esas son las malas noticias. Las buenas noticias es que esta juventud es redimible. Yo mismo soy un ejemplo viviente de esto. Así que digo que los años de la adolescencia son un periodo crucial para la iglesia de Jesucristo para hablar a la juventud que se siente tentada por la homosexualidad.

Aunque podemos volvernos cínicos respecto a los tiempos que estamos viviendo, cuando ponemos a Dios en la ecuación de la vida, una esperanza que no nos decepciona se levanta dentro de nosotros. ¿Como podemos alcanzar esta juventud y revertir esta desafortunada tendencia?

Los colegios

Uno de los principales lugares para intervenir en la lucha de la vida de los jóvenes, es el colegio. Un estudio canadiense de cerca de 11.000 estudiantes reportó que el 51% de niños de Noveno grado y el 41% de las niñas del mismo grado identifican el colegio como la fuente primaria de información concerniente a los temas sexuales. Los colegios cristianos cada vez más en aumento, dicen que mientras están equipados para enseñar moralidad a sus estudiantes, no están equipados para reconocer o ayudar a los estudiantes que luchan con raíces de la niñez, de homosexualidad. Exodus Global Alliance desarrolló recientemente un currículo designado a promover la discusión y a entender la juventud, la sexualidad y las raíces de la homosexualidad.

Ideado para colegios cristianos, este estudio puede ser agregado a los currículos de los colegios para dar a los estudiantes una perspectiva cristiana sobre: porqué los jóvenes experimentan incertidumbre en el área de la sexualidad, porqué la atracción al mismo género puede desarrollarse cuando se está aprendiendo a relacionarse con el mismo sexo, los factores que contribuyen a la homosexualidad y que tipo de ayuda puede brindarse. Los colegios cristianos y los profesores pueden dar un mensaje más completo a los estudiantes sobre la sexualidad santa, y pueden aprender como identificar y ayudar a aquellos estudiantes que están luchando con raíces de homosexualidad, u otro tipo de incertidumbre sexual o de rompimiento.

Comisionando y equipando la juventud Cristiana.

Aunque este currículo puede no ser adoptado por los colegios seculares, El Cuerpo de Cristo puede sin embargo ser luz y sal a la juventud que lucha, a través de la juventud cristiana, de los líderes juveniles y de los educadores. Yo creo que esta generación de cristianos tiene la energía y el deseo de ayudar a sus amigos que luchan; ellos solamente necesitan ser motivados y equipados para el ministerio. Muchas veces los grupos de jóvenes no saben como llegar en forma adecuada a tomar el tema de la homosexualidad con jóvenes cristianos. Y por otro lado la juventud cristiana rehúsa ser amiga de la juventud que lucha pues no entienden la homosexualidad, (por ello, no siempre son compasivos), o no saben como pueden ayudar. Pero cuando los jóvenes creyentes tienen la oportunidad de oír testimonios y saben que hay ministros preparados para discipular la juventud y ayudar con el tema de su sexualidad, entonces muchos se motivan para acercarse a sus compañeros homosexuales o a aquellos que luchan con el tema, y conducirlos a Cristo.

El año pasado escribí un libro titulado Alcanzando la Juventud Homosexual, en respuesta a la muy frecuente pregunta que recibo después de hablar a grupos de cristianos jóvenes: “Tengo un amigo homosexual. ¿Qué hago? El libro trata de las actitudes y las formas que yo personalmente asumo al ministrar a la juventud herida. Es un libro económico y se puede adquirir contactando La oficina de Exodus Global Alliance. La siguiente página contiene una parte de Alcanzando la Juventud Homosexual.

Tomado de Alcanzando la Juventud Homosexual.

Establezca las prioridades. En ocasiones podemos sesgarnos cuando se trata de adolescentes y sexualidad. Si por ejemplo, los cristianos quieren ministrar a la juventud gay no cristiana, nuestros esfuerzos no deberían ser introducirlo inicialmente en un grupo de apoyo para resolver la atracción que tiene hacia su mismo sexo. La meta no es la heterosexualidad, sino el producto de la santidad. Cuando conozco homosexuales trato de discernir si conocen a Cristo o no, porque la dirección eterna tiene un valor mas alto que la preferencia sexual. Si el individuo no es cristiano, debemos buscar oportunidades para llevarlos a los pies de Jesús, compartir el evangelio e invitarlos a un grupo de estudio de la Biblia, o a una función social sana. Sea respetuoso pero diligente en invitar a la juventud a las actividades de la iglesia. Un joven gay puede tener varias razones, incluyendo sentir vergüenza, ambivalencia y temor que lo hacen rehusar pertenecer aun grupo de apoyo. Siga invitándolos para que vean el gran contraste entre las fiestas de los fines de semana en el estilo de vida gay, y lo que los cristianos hacen para divertirse.

La homosexualidad es un síntoma de problemas en las relaciones y problemas espirituales. Por lo tanto, detener simplemente la conducta no es en realidad llegar a la raíz de lo que hace que la persona se’’ sienta diferente’’.

Muchas veces un ciclo de envidia es el irritante en la raíz de la atracción hacia el mismo sexo. En el caso de jóvenes pre-homosexuales por ejemplo, muchos dicen nunca haber sido muy atléticos o sentirse parte de los otros chicos. Muchos estuvieron realmente interesados en actividades solitarias que incluían una gran cantidad de creatividad y academicismo. Como el arte, la música, la lectura y la imaginación son de gran interés para todos, por estos mismos intereses, los jóvenes o los niños necesitan de un buen tiempo de aislamiento. Como resultado, algunos jóvenes se apartan de las relaciones del mismo sexo que son normalmente necesarias para construir identificación con el mismo sexo, así como confianza y camaradería con los otros de su género.

La inseguridad generalmente más adelante se vuelve envidia de aquellos que son más fuertes, más altos, o que poseen atributos de feminidad o de masculinidad de los cuales ellos creen carecen. Más aún, como el niño pre-homosexual puede no haber desarrollado los mismos intereses, más adelante en la adolescencia pueden no conectarse con otros de su mismo sexo. Se convierte en un ciclo vicioso de “sentimientos diferentes” mientras que al mismo tiempo se sienten atraídos a aquellos a los cuales, ellos sienten no pueden medírseles. Aunque anatómicamente son lo mismo, en la mente de la juventud pre-homosexual, ellos son en muchos aspectos opuestos a la contraparte de su mismo sexo.

Sea paciente y confíe en Dios. ¿Que de la persona que no tiene un compromiso con el Señor, o con el cambio? Cada vez que me encuentro con un joven que quizá este metiéndose en la homosexualidad, trato de explicarle porque la homosexualidad lo va a decepcionar. Mientras que dos hombres o dos mujeres pueden compartir los mismos sentimientos eróticos, de al misma manera ellos tiene las mismas deficiencias. Por lo tanto, son incapaces de complementarse. Debido a que ambos sufren de los mismos problemas espirituales y de relaciones, esto impide que puedan llenarse el uno al otro, no son complementos.

Ofrecer este material a aquellos que está tratando de llegar a alguien y proveerle recursos que ayuden a la juventud en lucha es vital. ¿Qué más podemos hacer?

Prevención

La prevención es otro aspecto en la ministrar a los jóvenes. Necesitamos enseñarle a la juventud un mensaje más completo sobre la sexualidad. Esto incluye enseñar a la juventud que los jóvenes generalmente inician la adolescencia con incertidumbre. No deberían interpretar la incertidumbre como una señal de homosexualidad. Las atracciones temporales hacia el mismo sexo pueden desarrollarse durante la adolescencia como una parte de aprender la forma de relacionarse y unirse a personas del mismo género. Las preferencias sexuales no están fijas ni tampoco codificadas. Estas pueden cambiar y lo hacen.

La prevención debe incluir relaciones y amistades sanas. El conocimiento en la mente no guía nuestros sentimientos y atracciones, lo hace el corazón. La juventud aprende como tener relaciones sanas por medio de la motivación y la experiencia. Su rol en las vidas de los que luchan es proveer amor y amistades que apoyen apoyadas en Dios.

El reconocimiento de la frecuencia del abuso y la explotación que ocurre en las vidas de los niños, etapas simples y amorosas pueden ser tomadas para que los niños y la juventud puedan restaurarse y no crezcan encontrando la homosexualidad deseable en primer lugar. Necesitamos ayudar a los padres a que aprendan como construir en forma apropiada identidades de género sanas, en sus hijos.

Cualquier esfuerzo para alcanzar la juventud que lucha con la homosexualidad, o que está envuelta en ella, debe ser equilibrado y multifacético. Necesita contraatacar las muchas formas en que otros tratan de desviar a los jóvenes haciéndolos creer que sus experiencias y sentimientos durante el desarrollo de la sexualidad quiere decir que ellos son homosexuales, que los homosexuales nacen de esa forma, y que Dios ya no considera esa conducta inmoral. Proclamar la verdad que cualquier joven puede heredar el reino de Dios y que Dios puede restaurar la sexualidad dañada requiere denuedo y persistencia. Por favor únase a nosotros en acción y en oración. Es solamente a través del Señor Jesús, que las necesidades de significado, seguridad y redención sexual de estas juventudes, pueden ser satisfechas. Las palabras de Jesús hace dos milenios encapsularon la situación en que la iglesia se encuentra hoy:

“ Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega.”

“I tell you, open your eyes and look at the fields! They are ripe for harvest.”

Hay una cosecha de jóvenes buscando respuestas y amor en ele mundo. ¿Pero quien los alcanzará? Que Dios nos conceda la gracia y la sabiduría para levantarnos a la ocasión y alcanzar esta generación.


2016 Exodus Global Alliance. All rights reserved